En ocasiones en las que el mercado sufre correcciones fuertes y rápidas, muchos inversores suelen preguntarnos acerca de cual es la forma de evitarlas.

El problema está, en que este tipo de correcciones, suelen producirse sin previo aviso, ya que en muchos casos, especialmente en los últimos años, han venido provocadas por factores políticos (no predecibles); y además, generalmente suelen coincidir con momentos en los que el mercado muestra cierta complacencia o falta de volatilidad.

Es por ello, que la única manera de evitarlas, es no estar en el mercado, aunque ya saben que si no se está en el mercado, no se gana rentabilidad, y en momentos como el actual, donde los tipos de interés no cubren la pérdida de poder adquisitivo provocada por la inflación, es necesario invertir.

Así pues, no invertir no es una solución válida.

Sin embargo, sí que creemos que hay unas ciertas pautas de inversión que nos pueden ayudar a llevar mejor estas fases de corrección, como por ejemplo la diversificación, pieza fundamental en la elaboración de una cartera, y que nos ayudará a disminuir el riesgo total de la misma; la descorrelación entre los activos, que ayudará también a rebajar el riesgo general de la cartera; el ir haciendo caja y consolidando beneficios en fases muy alcistas de los mercados; la paciencia y la no precipitación a la hora de tomar decisiones…

Como ven, son unas pautas sencillas, pero que no en todos los casos se respetan y llevan a cabo. ​

Es por ello, que insistimos con frecuencia en este tipo de cuestiones, ya que desde nuestro punto de vista como profesionales, son factores imprescindibles para realizar una buena gestión de carteras.

Para cualquier duda o consulta, estaremos encantados de atenderles en nuestra oficina en Zurbano 34, Bajo Exterior Derecha. Puede concertar cita gratuita llamando al 915 48 33 14.

#resuelvetusinquietudesfinancieras