Analizamos técnicamente un gráfico del S&P500 para que puedan ver un poco donde estamos.

En este momento, realmente estaríamos en tierra de nadie, rebotando desde mínimos, pero sin por ello romper la tendencia bajista del mercado ni mucho menos. Para romper esta tendencia bajista y pensar en un mercado que vuelve a tener recorrido al alza, necesitaríamos una ruptura al alza de los 2.000 puntos.

¿Y por que estos niveles?

Pues por que una de las medias móviles que mejor han indicado los diferentes soportes del S&P500 durante estos últimos años, ha sido la media de 50 sesiones, que en este momento pasa por 2.001 puntos para ser exactos.

Por debajo de estos niveles, el índice estaría en una tendencia bajista de medio plazo, mientras que a corto plazo podría estar ante una fase de rebote, sin por ello cambiar la tendencia principal.

Mientras tanto, es bueno recordar los soportes, y estos estarían en 1.870 ptos y 1.810 ptos respectivamente, siendo este último nivel, el verdaderamente importante.

Nuestro consejo en este momento, sería el de mantenernos a la espera. Los indicadores de sobreventa, nos muestran un mercado bastante castigado, pero sin haber entrado en ningún momento en sobreventa. De hecho como dato, les diremos que el S&P500 no entra en sobreventa desde sus mínimos de 2011.

Así pues, no podemos decir que el S&P500 esté verdaderamente castigado técnicamente, por lo que podría caer más si las tensiones que han hecho tambalearse a todos los mercados internacionales, vuelven a cobrar protagonismo.