Tras la jornada que vivimos ayer de pánico generalizado en las bolsas y tambien mucha tensión en los mercados de bonos y divisas y después de unas caídas tan importantes como las de los últimos seis meses ( algunos índices hasta un 35%) la mayoría de las carteras están en perdidas , en porcentajes que van desde el 3% al 15% dependiendo del rango de riesgo y las fechas de entrada.
Para buscar explicaciones de lo que ha ocurrido siempre hay un montón de argumentos que los distintos analístas ponen encima de la mesa:

Primero Grecia, después China, después la bajada del precio del petróleo que pone en peligro a todo el sector energético, también el contagio a los bancos por los créditos de las compañias energéticas, datos más flojos de la economía Americana, posible contagio global, ventas de activos por parte de los fondos sobreranos, crisis y parálisis en la liquidez  de los activos de deuda, etc…
Todos estos factores han incrementado el riego y la volatilidad de los activos justo en el momento que USA ha dejado de inyectar liquidez en mercado a través de la compra de activos. En estos momento los fundamentales y la valoración de las empresas no cuentan y, sobretodo, los inversores particulares, venden los activos a cualquier precio. Esto es lo que está ocurriendo principalmente en los mercados Europeos y con especial virulencia en algunos sectores.
Sin embargo el mercado Americano es el que ha corregido bastante menos ya que los índices están menos concentrados y si el mercado Americano corrigiera con la misma virulencia que los índices Europeos entonces todavíá nos queda bastante sufrimiento.
La pregunta ahora es ¿están justificadas estas correcciones?
El mercado es soberano y se comporta exagerando los movimientos tanto en las subidas como en las bajadas fruto del miedo y la ambición. Hay muchas incertidumbres actualmente y algunos datos macro han empeorado en el último mes pero no compartimos la idea de una recesión global ( tal como descuenta el mercado) al menos con los datos actuales y no podemos olvidar las políticas de apoyo de los bancos centrales .
Pero técnicamente los mercados están bastante tocados y las caídas pueden seguir hasta que se vea un suelo fiable. Hay que pensar que después de una caída tan importante históricamente las subidas o rebotes suelen ser proporcionales .
¿Que nos dice la experiencia sobre que hacer en estos momentos?
La experiencia nos dice que hay que ser fríos y no tomar decisiones en caliente sobretodo cuando hay pánico, ya que podemos agravar los resultados entrando a contracorriente. Pero tampoco nos podemos quedar bloqueados,  es el momento de repasar nuestras carteras y analizar si realmente nuestra cartera se ajusta a nuestro perfil y horizonte de inversión y si podemos aguantar las caídas sin sufrir demasiado. No es cuestión de ser valientes a cualquier precio todo tiene un límite. Si se decide realizar cambios o reducir riesgo es conveniente que hablemos o tengamos una reunión para ver que producto y cuando;  por eso, ante cualquier duda, es conveniente  que nos llamen o se pongan en contacto con nosotros para lo que necesiten.
Sigo insistiendo que lo mas importante en las carteras es la diversificación, perfil de riesgo  y nuestro horizonte de inversión. El corto plazo nos genera mucho ruido e interferencias tanto de mercados como análisis y declaraciones de algunos “gurús” que debemos aprovechar para realizar ajustes tácticos o de productos  pero no nos debe condicionar totalmente en nuestras decisiones de largo plazo.