Según estudios, cada vez más inversores seleccionan a su asesor financiero, valorando no solamente las propuestas o planteamientos que este le pueda hacer, si no también teniendo en cuenta el método de trabajo que este utiliza, y si las recomendaciones se ajustan realmente a sus necesidades y objetivos.

Es decir, cada vez más gente, se aleja de aquellos profesionales que prometen grandes rentabilidades o “carteras milagrosas”, para acercarse a aquellos asesores que realmente les ofrecen una propuesta de inversión realista y acorde a su perfil de riesgo y horizonte temporal. Recuerden una frase que hemos dicho en multitud de ocasiones: Rentabilidad y riesgo van de la mano. Es imposible obtener mucha rentabilidad, sin asumir un riesgo proporcional. 

Además, como siempre hemos dicho, tan importante como la configuración inicial de la cartera, es su seguimiento. Las carteras, requieren de una gestión activa de las mismas, para evitar que en todo momento, éstas estén dentro del nivel de riesgo deseado por el cliente.

En nuestra opinión, es importante que su asesor financiero tenga una metodología de trabajo clara y basada en un comportamiento ético y profesional.

La honestidad y transparencia, deben de ser factores imprescindibles en un buen asesor financiero. Conocer al cliente, y tener siempre presentes sus necesidades y objetivos, debe de ser prioritario antes de comenzar una labor de asesoramiento.

 

Para cualquier duda o consulta, estaremos encantados de atenderles en nuestra oficina en Zurbano 34, Bajo Exterior Derecha. Puede concertar cita gratuita llamando al 915 48 33 14.

#resuelvetusinquietudesfinancieras