Como saben, pueden acceder en nuestro blog a una guía gratuita donde indicamos los principales errores que se cometen a la hora de invertir. Sin embargo, existen algunos errores que si bien no son comentados habitualmente, son muy frecuentes a la hora de invertir, especialmente cuando no se tiene demasiada experiencia haciéndolo.

Uno de los fallos más comunes que observamos, es que los ahorradores que dan sus primeros pasos en el mundillo de las inversiones, no tienen en cuenta uno de los principios básicos: invertir solo el dinero que no vayas a necesitar a corto plazo. ¿Esto que quiere decir?

Es muy sencillo. Cuando invertimos, debemos tener en cuenta los diferentes horizontes temporales de nuestra inversión, y considerar que debemos de dejar un pequeño colchón de liquidez para necesidades puntuales o imprevistos, que nos permitan poder recurrir a un cierto capital sin necesidad de tocar el dinero invertido, ya que puede ocurrir que nuestra inversión haya sido planteada para un horizonte de largo plazo, y en el momento en el que estamos necesitados de liquidez, tengamos que deshacer la posición con pérdidas, algo que puede ocurrir especialmente si se invierte en activos de renta variable.

Así pues, nuestro consejo profesional es que no estén  nunca invertidos al 100% de su patrimonio. Dejen un colchón de seguridad en cuenta corriente e inviertan solamente aquel dinero que no vayan a necesitar. Respetar el horizonte temporal marcado para cada bloque de inversión les ayudará a ser mejores inversores.

Para cualquier duda o consulta, estaremos encantados de atenderles en nuestra oficina en Zurbano 34, Bajo Exterior Derecha. Puede concertar cita gratuita llamando al 915 48 33 14.

#resuelvetusinquietudesfinancieras