Sin cambios en la política monetaria del Banco de Japón, tal y como se esperaba, que mantiene estables tanto los tipos de interés como el programa de compras de activos. Sin embargo la principal novedad ha estado, como suele ser habitual, en las declaraciones posteriores en rueda de prensa, donde desde el Banco de Japón se han mostrado dispuestos a implementar nuevas medidas de relajación monetaria si fuera necesario, un mensaje en clara consonancia con lo que habíamos ido viendo por parte de FED y BCE.

Las perspectivas de crecimiento en la inflación, claramente desfavorables, así como la contracción en algunos indicadores clave como el de la producción industrial del país, han sido algunos de los detonantes de este mensaje más dovish del BoJ.

Por tanto, volvemos a incidir en que la situación económica a nivel global está pasando por un momento de cierto “parón” que está provocando que los principales Bancos Centrales tengan que salir “al rescate”, algo que a corto y medio plazo puede suponer cierto soporte o estabilidad para los mercados, pero que a largo plazo vemos como un factor de riesgo adicional a tener en cuenta.

Para cualquier duda o consulta, estaremos encantados de atenderles en nuestra oficina en Zurbano 34, Bajo Exterior Derecha. Puede concertar cita gratuita llamando al 915 48 33 14.

#resuelvetusinquietudesfinancieras