Cada vez son más las gestoras que apuestan por introducir productos con criterios de sostenibilidad en su oferta a inversores, y cada vez son más los ahorradores que ven con buenos ojos la inversión en este tipo de activos, lo que está haciendo que las entradas de flujos monetarios en fondos de inversión sostenibles, esté en máximos históricos.

La inversión sostenible, es aquella que tiene en cuenta una serie de criterios éticos, sociales y ambientales a la hora de hacer un estudio o análisis de las acciones que se van a incorporar en el porfolio del fondo.

Lógicamente, cuando hablamos de criterios ambientales, todo el mundo ve claro que este tipo de fondos busca invertir en empresas que apuesten por reducir sus tasas de contaminación, un uso eficiente de los recursos naturales, priorizar el uso de energías limpias y el reciclaje… pero, no todo el mundo tiene claro a qué nos referimos cuando hablamos de criterios sociales y éticos.

Criterios sociales, son por ejemplo, invertir en empresas que respeten las condiciones de sus trabajadores, que apliquen políticas de protección de datos, que eviten la explotación laboral, que respeten los derechos humanos…; mientras que criterios éticos serían por ejemplo, invertir en empresas que no produzcan armamento o que no contribuyan a la destrucción de bosques, por ejemplo.

Para cualquier duda o consulta, estaremos encantados de atenderles en nuestra oficina en Zurbano 34, Bajo Exterior Derecha. Puede concertar cita gratuita llamando al 915 48 33 14.

#resuelvetusinquietudesfinancieras