Rellenar el test de idoneidad, en ocasiones puede ser visto por algunos inversores como una intromisión en su intimidad, pero en el fondo, es una herramienta absolutamente necesaria para poder desarrollar la labor de asesoramiento, de una manera adecuada y ajustándose a la Ley.

Es más, si acuden a un asesor financiero, y este no les realiza un test de idoneidad (que incluye conocimientos, tolerancia al riesgo, situación financiera, capacidad de ahorro, necesidades de liquidez…), deberían de solicitárselo, ya que realmente este asesor, no está haciendo bien su trabajo y lo que es más importante, no está cumpliendo con la normativa vigente.

El hacer el test de idoneidad, además, es algo no solo positivo para el inversor (ayuda a que su asesor le ofrezca los productos adecuados para él), si no que es también positivo para el asesor, ya que le ayuda a conocer a su cliente, y le facilita la búsqueda de los productos más adecuados a las necesidades del cliente.

Para cualquier duda o consulta, estaremos encantados de atenderles en nuestra oficina en Zurbano 34, Bajo Exterior Derecha. Puede concertar cita gratuita llamando al 915 48 33 14.

#resuelvetusinquietudesfinancieras