Con frecuencia hablamos de la importancia de diversificar en las carteras, y cuando nos adentramos en las ventajas de la diversificación, solemos hablar de la diversificación geográfica, por sectores, por tipo de producto, por estilo de gestión, por clase de activo…

Es decir, diversificar una cartera no consiste en comprar cuatro o cinco fondos de inversión diferentes, si no que estos fondos tengan sentido al ser combinados y contribuyan como uno solo a que la cartera sea más estable.

Un ejemplo habitual, lo vemos a la hora de configurar una de las partes de la cartera más complicadas, como es la parte de los fondos mixtos o de retornos absoluto, una categoría de fondos con un perfil de riesgo intermedio entre la renta fija y la renta variable.

Este tipo de fondos, suelen ser fondos cuyos resultados dependen en gran medida de la capacidad y trabajo de su equipo gestor, ya que el equivocarse o no en una estrategia, en muchos casos marca el devenir del año. Sin embargo, que un gestor se equivoque en su estrategia en un año puntual, no lo convierte en un mal gestor, ni a su fondo en un producto malo. Es más, hemos visto en muchas ocasiones, como fondos que se han equivocado con la estrategia en un año, han tenido buenos comportamientos en años sucesivos.

Esto ocurre porque el mercado cambia y se mueve al igual que los ciclos económicos. Pero además hay muchísimos factores que les afectan, como pueden ser factores políticos, la actividad de los bancos centrales, o incluso el comportamiento impredecible de los inversores.

Por ello, un gestor que puede pensar que su estrategia para este año es la adecuada, puede ver como el escenario de mercado que él había previsto, no llega cuando el había pensado, si no más tarde. Sin embargo, la estrategia acaba por ser acertada en el tiempo, pero no en el momento.

Nos gusta comentar esto para dar pie al efecto de reducción de riesgo que aporta la diversificación en estos casos. Si invertimos todo en un solo fondo, puede ocurrirnos que una equivocación o anticipación en la estrategia de su gestor, haga que el fondo no se comporte bien, e incluso tenga pérdidas. Sin embargo, si utilizamos varios fondos de inversión de una categoría similar, el hecho de que uno de ellos se equivoque con la estrategia en un año puntual, no afectará de manera decisiva a la evolución de la cartera, ya que esta se verá afectada de manera positiva por el acierto que puedan tener los otros gestores.

Para cualquier duda o consulta, estaremos encantados de atenderles en nuestra oficina en Zurbano 34, Bajo Exterior Derecha. Puede concertar cita gratuita llamando al 915 48 33 14.

#resuelvetusinquietudesfinancieras