Hoy vamos a hacerles una pequeña introducción sobre uno de los índices más antiguos del mundo, el Baltic Dry Index, que refleja los fletes marítimos de hasta 20 rutas clave marítimas en régimen de fletamento. Es importante destacar en este punto, que el índice utiliza una estimación (realizada por distintos brokers) a futuro sobre el coste, producto y tiempo de entrega de las rutas que componen el índice.

A priori parece algo muy complicado, pero el índice no es más que un calculo a futuro sobre la media del precio del transporte de diversas materias primas, como el carbón, hierro, azúcar, etc.

Entendemos que ustedes se puedan preguntar, que tiene que ver este índice con los mercados financieros. La verdad es que la importancia del Baltic Dry Index es alta, ya que cuando la economía mundial se ralentiza, también lo hacen los contratos de transporte de materias primas, y viceversa. En palabras sencillas, si la economía goza de buena salud, se demandan más materias primas, por lo que se requieren más barcos para transportarlas lo que conlleva una mayor demanda de transporte.

De esta manera, este índice oscila al alza o a la baja, ejerciendo como un indicador adelantado de la situación económica mundial.

Si ustedes observan el gráfico que adjuntamos, podrán ver como desde el año 2010, el índice ha sufrido una caída importante, coincidiendo con las incertidumbres económicas globales y con la fuerte caída en el precio de las materias primas, a colación de una menor demanda internacional.

Más a corto plazo, se puede observar como la caída desde máximos del pasado año en las bolsas, coincide con una fase bajista del Baltic Dry Index, que al igual que los mercados ha hecho suelo en este mes de febrero.

Si como hemos comentado se puede considerar este índice como un indicador adelantado de la economía, y vemos que desde mínimos se está produciendo un rebote, podríamos comenzar a considerar que la situación económica global está comenzando a presentar síntomas de mejoría, por lo que quizás lo peor del año en las bolsas haya quedado atrás.

graf