Aunque nuestro producto de inversión preferido son los fondos de inversión, por motivos que hemos explicado en numerosas ocasiones en el blog, somos conscientes de que hay un determinado número de inversores que prefieren tener una cartera de acciones, por tener un perfil de riesgo más elevado o por invertir más a corto plazo.

A colación de esto, nos viene a la mente una conversación que teníamos recientemente con un inversor, que nos preguntaba si no tenía alguna manera de diversificar su cartera, tal y como solemos recomendar, pero que no fuera con fondos de inversión, ya que a el siempre le había gustado tener acciones.

Pues bien, existe un producto que mezcla el funcionamiento de un fondo y el funcionamiento de una acción, y que también hemos comentado en alguna ocasión en el blog, el ETF.

Un ETF (Exchange Trade Fund), como su nombre en inglés indica, es un fondo de inversión cotizado. Es decir, una cesta que replica un índice, sector, país, materia prima… de una manera pasiva, sin buscar ni más ni menos que una réplica lo más exacta posible de su activo referencia.

Lo que más nos gusta de los ETFs, además de su agilidad para comprar y vender, es que ayudan a aportar diversificación en estas carteras que tradicionalmente han centrado sus inversiones en acciones. Es decir, lo que con acciones costaría mucho replicar, como podría ser la evolución del Eurostoxx (necesitaríamos comprar las 50 acciones en su peso correspondiente en el índice para hacer una réplica perfecta o al menos las más representativas), se puede hacer con un solo ETF que replique a este índice.

Lo que menos nos gusta de los ETFs, es que no existe gestión alguna, por lo que el inversor debe asumir que la evolución de su activo irá ligado a la evolución del subyacente.

Ya que traemos a colación en este artículo los términos de Gestión Activa, y Gestión Pasiva, aprovechamos para compartir con ustedes un enlace a otro artículo que lo explica perfectamente:

https://jmgarciarolan.com/2017/10/25/gestion-pasiva-vs-gestion-activa-compatibles/

Para cualquier duda o consulta, estaremos encantados de atenderles en nuestra oficina en Zurbano 34, Bajo Exterior Derecha. Puede concertar cita gratuita llamando al 915 48 33 14.

#resuelvetusinquietudesfinancieras