Captura1

Cada vez más, las Entidades financieras especializadas en inversión, están poniendo al servicio de sus clientes, fondos o carteras compuestos por una cesta variada de otros fondos de inversión. 

Este tipo de carteras o fondos, lo que hacen básicamente, es configurar una cartera utilizando otros productos de inversión, como pudieran ser fondos, y realizar todas las actividades propias de una gestión activa, dentro de la cartera que el cliente puede comprar como si se tratara de un producto único.

En palabras más sencillas y poniendo un ejemplo fácil, sería como si se hiciera la selección de los diez fondos de inversión que mejores perspectivas puedan tener,  se incluyeran en una única cesta, y cualquier cliente o inversor pudiera comprar esa cartera, como si de un único fondo se tratara.

En nuestra opinión, se trata de un producto atractivo, especialmente para aquellos clientes que quieran disfrutar de las ventajas de la diversificación y de la gestión activa de carteras, adquiriendo un solo producto, lo que contribuye a una reducción de costes, y posiblemente el acceso a categorías de fondos a los que de manera individual no podría acceder.  Lógicamente no es lo mismo, comprar un fondo de inversión que comprar diez fondos de inversión.

Otro factor que nos gusta de este tipo de productos, es que en la mayoría de casos, aunque es la gestora de la propia entidad, la que se encarga de la gestión de la cartera (algo lógico), esta gestión suele realizarse con productos en su mayoría de terceros, para tener las garantías de que dentro de la cartera, se compran los activos que realmente son más atractivos para los gestores por el beneficio que le puedan aportar a sus clientes y no aquellos que más le pueden interesar a la Entidad, como suele ocurrir con productos como las Preferentes o las Obligaciones Convertibles, por poner algunos ejemplos.

Este tipo de productos, también son una buena solución para aquellos clientes que quieren tener sus inversiones a buen recaudo, y con un seguimiento continuo, pero no están dispuestos a pagar los servicios de un asesor financiero. Con este tipo de activos, los gestores del fondo cobran la comisión de gestión, como en cualquier fondo de inversión (una comisión que se va descontando del valor liquidativo del fondo) y el cliente no soporta ningún gasto adicional.

Para cualquier duda o consulta, estaremos encantados de atenderles en nuestra oficina en Zurbano 34, Bajo Exterior Derecha. Puede concertar cita gratuita llamando al 915 48 33 14.

#resuelvetusinquietudesfinancieras