Captura1

La comisión de gestión de un fondo, se suele aplicar como un porcentaje sobre el total de patrimonio gestionado por el fondo de inversión y es una manera de retribuir al equipo gestor del fondo. 

Generalmente, se tiende a buscar fondos de inversión con comisiones de gestión baratas, sin pararse a pensar si esos fondos lo han hecho bien o no. Se dan muchos casos, donde los fondos más baratos, no han logrado batir a sus índices de referencia mientras que otros fondos más caros sí lo han hecho.

El motivo es muy fácil de entender. Cuanto menor sea la comisión de gestión, más tendrá que reducir el fondo su equipo gestor o menos herramientas tendrá que utilizar para ello. Es por ello, que generalmente los fondos con las comisiones más barata, tienden a limitarse a replicar lo que hace el índice. 

Cuando las bolsas suben, replicar al índice no es una mala idea, pero cuando las bolsas caen, comienzan los problemas.

Esta demostrado, que un fondo de inversión, por el simple hecho de tener comisiones más baratas, no tiene por qué ser más eficiente a la hora de generar rentabilidades brutas a largo plazo. 

Así pues, nosotros no consideramos la comisión de gestión del fondo, como algo relevante a la hora de decidir invertir en un fondo de inversión, si no que tratamos de ver la evolución y estilo de gestión del fondo, para saber si esa comisión está justificada y el fondo es capaz de hacer que merezca la pena pagarla. 

Por supuesto, ante dos fondos con un comportamiento, resultados y estilo de gestión idénticos, optaríamos por el que tuviera comisión de gestión más baja, como es obvio. Pero volvemos a incidir en que esta comisión, por sí sola, no debe ser en ningún caso, un factor restrictivo a la hora de elegir un determinado fondo de inversión.

Para cualquier duda o consulta, estaremos encantados de atenderles en nuestra oficina en Zurbano 34, Bajo Exterior Derecha. Puede concertar cita gratuita llamando al 915 48 33 14.

#resuelvetusinquietudesfinancieras