blog

Muchos pequeños ahorradores, no acaban de atreverse a dar el paso al terreno de las inversiones, a pesar de que las rentabilidades que hoy en día les ofrecen los depósitos son prácticamente nulas. 

En muchas ocasiones, esto es debido a la creencia de que la inversión, está orientada únicamente a personas con grandes patrimonios. Un error de concepto que ha estado haciendo mella en el poder adquisitivo del ahorro de muchas de estas personas.

Hoy en día, cualquier entidad de inversión ofrece servicios adaptados a cualquier tipo de clientes, y existen productos comunes y conocidos como los fondos de inversión, que permiten la inversión en casi cualquier ámbito, sin mínimo alguno.

Es más, hoy en día, con la incertidumbre futura de las pensiones, es muy importante el comenzar cuanto antes a generar un ahorro de largo plazo, que aprovechándose de las ventajas de la capitalización compuesta, nos ayude a hacer crecer nuestro patrimonio.

Cualquier persona que tenga unos ingresos mensuales, y tenga algo de capacidad de ahorro, por pequeña que sea, puede acceder a la inversión, ya sea vía fondos, planes de pensiones u otros productos. Únicamente hay que tener claros dos parámetros básicos. Por un lado, el horizonte temporal de nuestra inversión, y por otro lado el riesgo que queremos asumir en esta.

Con estos parámetros claros, se puede configurar una cartera de inversiones, a la que mes a mes se pueden ir haciendo aportaciones. Con ello, nuestro patrimonio, puede ir generando un valor, que no va a generar nunca si está depositado en una cuenta corriente o en depósitos que ni siquiera cubren el coste de la inflación.

Para cualquier duda o consulta, estaremos encantados de atenderles en nuestra oficina en Zurbano 34, Bajo Exterior Derecha. Puede concertar cita gratuita llamando al 915 48 33 14.

#resuelvetusinquietudesfinancieras