La noticia del “profit warning” de Almirall ha caído como un jarro de agua fría sobre los accionistas, que en un comienzo de semana nefasto han visto como sus acciones se han desplomado más de un 25% en bolsa. 

La fuerte reducción en la previsión de ventas de la compañía, especialmente por la caída de sus ventas en Estados Unidos (debido a la salida de un fármaco genérico que le hará competencia directa), así como la reducción en un 30% de sus beneficios estimados (se esperaba un incremento de los mismo para este año 2017), ha hecho que muchos inversores salieran despavoridos del valor.

Es bastante habitual ver fuertes caídas en aquellos valores que informan de una reducción de sus previsiones de ventas y beneficios, pero no suele ser tan común que sean de la magnitud que estamos viendo en Almirall. 

Por el momento, es todavía muy pronto para hacer un juicio de valor sobre el comportamiento que puede tener el valor en el corto plazo. En este momento, la farmacéutica española está cotizando a precios de 2013, donde la zona de 8,50€ marcó un punto de inflexión en el valor. 

Habrá que ver como reacciona el valor en los próximos días, pero recomendamos prudencia. El volumen de negociación en el día de ayer, ha sido el mayor en la historia de Almirall, y en el día de hoy, aunque el volumen está siendo considerablemente menor, está muy por encima de la media negociada en el valor en los últimos años.

Para cualquier duda o consulta, estaremos encantados de atenderles en nuestra oficina en Zurbano 34, Bajo Exterior Derecha. Puede concertar cita gratuita llamando al 915 48 33 14.

#resuelvetusinquietudesfinancieras