1400853597_963336_1400853681_noticia_normal

Seguimos asistiendo a correcciones en los mercados, donde el bajo volumen y la sensación de debilidad son los principales factores que marcan el día a día.

Claramente, mucha culpa de esta situación la tiene el referéndum en el Reino Unido, que cada vez está más cercano, y que hace que la mayoría de inversores estén siendo muy cautelosos a la hora de tomar decisiones.

Sin embargo, no todo es Reino Unido. Hoy sin ir mas lejos, Mario Draghi, presidente del BCE, ha hecho unas declaraciones donde advierte que Europa está en riesgo de sufrir las consecuencias económicas de la falta de reformas internas y estructurales que están provocando un crecimiento muy bajo y una productividad casi nula actualmente, pero que a largo plazo podrían agravarse.

Este “tirón de orejas” a los gobiernos, tiene todo el sentido, ya que como todo el mundo sabe, la ayuda de los bancos centrales no será eterna, y cuando los programas de estímulo lleguen a su fin, si no se han llevado a cabo las medidas que se reclaman desde el Banco Central los problemas vendrán multiplicados.

Parece claro, que el BCE no puede luchar solo. Es clave llevar a cabo reformas políticas que contribuyan a desarrollar el crecimiento económico y el mercado laboral cuanto antes, ya que si no, se corre un grave riesgo de estancamiento económico.

Esperemos que las palabras de Mario Draghi no caigan en saco roto.

Si tiene cualquier consulta o desea una ampliación de esta información no dude en escribirnos al blog  y le responderemos con la mayor brevedad posible.

¡Gracias por seguirnos!