Nueva inyección monetaria del Banco Popular de China, que pone en circulación 15.400 millones de dólares (100.000 millones de yuanes), con la idea de fortalecer la concesión de créditos.

Esta decisión se produce después de que en las últimas semanas, muchos bancos chinos redujeran los volúmenes de préstamos concedidos, para cumplir con los objetivos de reservas de capital que marca la normativa China.

Con esto, tenemos un nuevo apoyo del Banco Central Chino a las entidades financieras y por tanto a la economía del país, algo que sin duda es del agrado de los inversores.

Si tiene cualquier consulta o desea una ampliación de esta información no dude en escribirnos al blog y le responderemos con la mayor brevedad posible.

¡Gracias por seguirnos!