En momentos en los que la volatilidad de los mercados aumenta, y el ciclo económico está en una fase bastante madura, es cuando la agilidad y la flexibilidad de los gestores puede marcar una gran diferencia entre ganar rentabilidad y no hacerlo.

Es por ello, que en estos momentos de mercado, la gestión activa puede funcionar mucho mejor que la gestión pasiva, que como saben, tiene una asignación de activos por defecto, y por tanto no puede adaptarse a las situaciones cambiantes del mercado.

La volatilidad y los movimientos de flujos monetarios entre sectores, hace que aquellos gestores que realmente sean buenos analizando los fundamentales de las compañías, puedan obtener una gran ventaja sobre el comportamiento de los índices, algo de lo que se verán beneficiados los fondos que estos gestionen.

Por norma general, el debate entre los partidarios de la gestión activa y los partidarios de la gestión pasiva, suele estar motivado por un tema de costes o comisiones de estos productos, pero rara vez el comparativo se hace teniendo en cuenta los diferentes momentos de mercado.

Como hemos comentado en muchas ocasiones, de nada nos sirve tener en cartera un producto con comisiones bajas, si este nos hace perder dinero, y no diferencia nuestras carteras del comportamiento general del mercado.

Creemos por tanto, que una gestión flexible y adecuada a cada momento de mercado, será algo que a largo plazo puede aportarnos un tremendo valor añadido en nuestras inversiones, especialmente en momentos de mercado más complicados o en fases de cambios de ciclo.

Para cualquier duda o consulta, estaremos encantados de atenderles en nuestra oficina en Zurbano 34, Bajo Derecha. Puede concertar cita gratuita llamando al 915 48 33 14 o enviando un email a consulcapital@jmgarciarolan.com

#resuelvetusinquietudesfinancieras