Tras un mes de junio fuertemente bajista, julio ha comenzado con un tono totalmente diferente que ha llevado al Eurostoxx de nuevo a buscar la zona de 3.500 puntos y lo que es más importante, la resistencia que supone la línea de tendencia bajista del mercado desde principios de año, que surge como resultado de unir los máximos decrecientes que el mercado ha tenido este año.

Con este movimiento, nos queda muy claro el soporte a tener en cuenta para el corto y medio plazo, y que pasa por la zona de 3.330 puntos que es donde el mercado ha rebotado dando comienzo a este nuevo impulso.

Por arriba, hay que estar muy atentos a la zona de 3.500/3.530 puntos, ya que una ruptura al alza de estos niveles, podría dar paso a un impulso alcista de mayor continuidad en el Eurostoxx que podría llevarle a buscar los máximos de mayo como primer objetivo.

Para cualquier duda o consulta, estaremos encantados de atenderles en nuestra oficina en Zurbano 34, Bajo Exterior Derecha. Puede concertar cita gratuita llamando al 915 48 33 14.

#resuelvetusinquietudesfinancieras