Por el momento, el índice de referencia norteamericano, se encuentra en una fase de corrección de corto plazo, que no ha puesto todavía en peligro la tendencia lateral-alcista de medio plazo que el índice comenzará desde las fuertes caídas de principios de febrero.

Los soportes más relevantes en el índice pasarían por los 2.600 puntos (ahora mismo esto supone un margen de caída del 4%).

Por tanto, y aunque la guerra comercial parece que está apretando con fuerza, si nos trasladamos al S&P 500 lo cierto es que la situación técnica del índice, a medio plazo, no es mala por el momento.

En caso de pérdida a cierres de los 2.700 puntos, si que sería probable una aceleración de las caídas para buscar ese soporte importante de los 2.600 puntos.

Por arriba, las resistencias de corto plazo vienen determinadas por los máximos de junio, donde el mercado buscó superar los 2.800 puntos, aunque sin éxito.

Para cualquier duda o consulta, estaremos encantados de atenderles en nuestra oficina en Zurbano 34, Bajo Exterior Derecha. Puede concertar cita gratuita llamando al 915 48 33 14.

#resuelvetusinquietudesfinancieras