Ahora que parece que el comportamiento de las bolsas se ha tranquilizado, se puede caer con facilidad en el error de entrar con fuerza en el mercado, pensando que el rebote ya no va a frenar. Esta manera de actuar, en el caso de que haya una continuación en las correcciones nos volverá a generar nerviosismo e intranquilidad.

Hay un dicho en bolsa, que dice que: “el último euro que lo gane otro“, que viene a significar que no hay que tratar de ser el último en vender, ni por ende, el primero en comprar.

En un momento como el actual, donde hemos vivido un recorte fuerte y pronunciado en las principales bolsas, hay que actuar con paciencia y tranquilidad tanto en la fase de corrección, como en la fase de consolidación o rebote, ya que como hemos comentado en artículos recientes, aunque creemos que este recorte es un hecho puntual, no sabemos la duración que puede tener ni si hemos visto los mínimos del mercado.

Es por ello, que no consideramos que estemos ante una situación de “todo o nada”. Como profesionales, creemos que lo más razonable sería, para aquellos inversores más agresivos y con una tolerancia al riesgo más alta, ir posicionándose de manera progresiva, a medida que el mercado fuera confirmando un movimiento de vuelta, pero dejando siempre margen a posibles caídas futuras. Por otro lado, aquellos inversores más cautos o moderados, deberían de tener más paciencia y esperar a que los mercados superaran y consolidaran zonas de resistencia, donde la entrada de nuevo en el mercado podría hacerse con más seguridad.

Para cualquier duda o consulta, estaremos encantados de atenderles en nuestra oficina en Zurbano 34, Bajo Exterior Derecha. Puede concertar cita gratuita llamando al 915 48 33 14.

#resuelvetusinquietudesfinancieras