arton8176

Se está hablando mucho sobre el referéndum en el Reino Unido, y el mercado está sufriendo sus posibles consecuencias, pero poco conocemos sobre los argumentos de quienes defienden el Brexit (salida de la UE) o el Bremain (no salida de la UE).

Con estas líneas, trataremos de resumir cuales son los puntos que apoyan cada una de estas posturas:

APOYO AL BREXIT:

La principal cabeza visible del movimiento de apoyo a una salida de la UE, es Boris Johnson, diputado conservador y hasta hace poco alcalde de Londres.

Entre los argumentos a favor del “Brexit”:

– Se considera que una salida de la UE, dará pie a renegociar los acuerdos globales que en este momento se tiene con los países miembros de la unión, algo que podría proporcionar una mejora en el crecimiento económico y la creación de nuevos empleos; al mismo tiempo que la inversión extranjera no se vería perjudicada.

– También en el plano económico, actualmente Reino Unido envía semanalmente una importante cantidad de recursos monetarios a Bruselas, que podrían utilizarse para las prioridades del país, como por ejemplo un incremento del gasto sanitario o en investigación y desarrollo.

– Habría una recuperación de autonomía. Actualmente, las leyes de la Unión Europea prevalecen sobre las leyes del Reino Unido.

– En el plano migratorio, la actual libre entrada y salida en el país de ciudadanos de la UE, supone un incremento de la presión social del Reino Unido en temas de sanidad y educación. Se cree además que fuera de la UE, sería más difícil para los delincuentes acceder al Reino Unido, por lo que este incrementaría en materia de seguridad.

APOYO AL BREMAIN

La principal cabeza visible en este caso es el actual Primer Ministro conservador David Cameron.

Entre los argumentos a favor del Bremain:

– Consideran que más de 3 millones de empleos en el Reino Unido, están ligados a la pertenencia a la UE, además de que es más sencillo obtener buenos acuerdos de comercio a nivel internacional, estando dentro de la UE que haciéndolo en solitario. Además, cada libra gastada por Reino Unido a favor de la UE, retorna a las arcas británicas multiplicada por diez en forma de inversión.

– Por otro lado, muchos acuerdos económicos actualmente vigentes, podrían peligrar seriamente en el caso de una salida de la UE. Se habla de 250 billion pounds de acuerdos en riesgo.

– En términos de costes, se considera que una salida de la UE, supondría un coste de 4.300 pounds al año y por hogar, hasta el año 2030.

– En cuanto a autonomía, se ganaría en las islas, pero se perdería influencia y poder a nivel mundial y por lo tanto capacidad de negociación.

– Aspectos como la sanidad o la educación empeorarían ante la caída de los ingresos lo que conllevaría una pérdida importante de empleos en el sector.

– Desde el punto de vista migratorio, el acuerdo de acogida de inmigrantes con la UE, no sería anulado con el Brexit, por lo que Reino Unido podría ser forzada a seguir acogiendo ciudadanos de Europa. En este apartado, la permanencia en la UE, garantiza una mayor seguridad y fortaleza en la lucha contra amenazas crecientes como el terrorismo islámico.

Así pues, como ven, hay amplios argumentos para discutir en uno u otro sentido, pero en el ámbito que nos atañe a nosotros, que no es el político, si no el relacionado con los mercados, estamos asistiendo a una fase importante de correcciones en las bolsas, lo que nos hace pensar en que el mercado está descontando ya un mal resultado en la votación del próximo día 23 de junio.

Lo más seguro es que en los próximos días, sigamos viendo un aumento de volatilidad en los activos de riesgo, que a nuestro parecer, proporcionará oportunidades de inversión a medio y largo plazo.

Si tiene cualquier consulta o desea una ampliación de esta información no dude en escribirnos al blog  y le responderemos con la mayor brevedad posible.

¡Gracias por seguirnos!