Ayer hemos tenido nuevamente reunión del BCE y no se puede decir que Mario Draghi haya decepcionado ni sorprendido a los mercados, ya que se ha ajustado al guión en su discurso y no ha dicho ni más ni menos de lo esperado por los analistas.

Así que poco movimiento en unas bolsas que esperaban en zonas altas, las declaraciones del presidente del BCE y que ante la ausencia de señales que pudieran decantar el movimiento en un sentido u otro, han seguido en el mismo punto.

Resumiendo brevemente, el BCE ha decidido mantener inalterados los tipos de interés, y no se entró en el detalle sobre la implementación de ajustes, lo que ha provocado subidas en el euro, frente al dólar.

No hay marcha atrás por tanto en la política del BCE, por lo que quedamos a la espera de lo que pueda decir la FED la próxima semana.

Si tiene cualquier consulta o desea una ampliación de esta información no dude en escribirnos al blog  y le responderemos con la mayor brevedad posible.

¡Gracias por seguirnos!