Hoy nos gustaría compartir con ustedes, las últimas noticias sobre la denostada Abengoa, que en lo que parece la crónica de una muerte anunciada, ha solicitado a sus acreedores, que acepten firmar un tiempo de espera de siete meses (en inglés standstill), para cobrar sus deudas, para evitar con ello que se acelere el proceso de reestructuración en el que la compañía está inmersa.

Este acuerdo, tiene como finalidad, el evitar que los acreedores presenten acciones legales o requieran pagos a la compañía, al mismo tiempo que esta se compromete a no presentar concurso.

Abengoa, lanza este acuerdo con la idea de obtener la adhesión de al menos un 60% de los tenedores de deuda antes del lunes 28 que es cuando finaliza el plazo para lograr el acuerdo de reestructuración. No obstante, por ley se necesita el 75% de firmas, por lo que la compañía tendrá que solicitar una prórroga del plazo, con bastante probabilidad y aún así, no vemos nada sencillo el que Abengoa lo consiga, ya que recordemos que la deuda que le vence próximamente a la compañía, está en los entornos de 4.500 millones de euros.

¿Y en que consiste el plan de reestructuración de Abengoa?;

Pues en que la compañía prevé hacer una quita del 70% de la deuda, a cambio de acciones del futuro capital.  Es decir, los bonistas de Abengoa, sin que se sepa claramente cual va a ser la resolución final, deberían de ir asumiendo que pueden enfrentarse a pérdidas en los entornos de un 70% sobre su inversión inicial.

De momento, lo único claro que podemos decirles es que Abengoa está en una situación complicada e inmersa en un proceso de difícil resolución.

Estaremos atentos para ir comentándoles novedades relevantes sobre este tema, que esperamos sea de su interés.