Sin sorpresas ayer tras la reunión del BCE en la que no hubo cambios en la línea de actuación tanto en política monetaria como en las perspectivas económicas, para las cuales se ha rebajado considerablemente las previsiones de crecimiento.

Más tranquilidad sin embargo con respecto a la inflación, que por el momento no preocupa a los miembros del BCE, que no obstante han vuelto a incidir a la capacidad de actuación disponible en caso de que la situación empeorara.

A priori, este mensaje habría incidido de manera especialmente negativa en el sectorial bancario, si no hubiera sido porque Draghi, en un ligero “guiño” a los bancos, ha indicado que el BCE buscaría mitigar los efectos negativos que están causando los tipos de interés negativos en la intermediación bancaria, aunque sin entrar en demasiados detalles.

Para cualquier duda o consulta, estaremos encantados de atenderles en nuestra oficina en Zurbano 34, Bajo Exterior Derecha. Puede concertar cita gratuita llamando al 915 48 33 14.

#resuelvetusinquietudesfinancieras