Captura1

A la hora de comprar o vender una acción, hay que tener en cuenta que los valores tienen un precio al que se están vendiendo las acciones, y otro precio al que se están comprando. A esto se le llama horquilla de precios.

Es decir, cualquier acción, a medida que van entrando órdenes de compra y venta, a un precio determinado, va ordenando estas de la siguiente manera. Las órdenes de compra, se van ordenando según su orden de entrada en el mercado, y según el precio vaya siendo mayor; mientras que las órdenes de venta, se van ordenando según su orden de entrada en el mercado, y según el precio vaya siendo menor.  Con esto se forma la horquilla de precios. 

Cuando el precio de venta y el de compra coinciden, se genera una operación de intercambio de acciones y por tanto se genera precio para la acción.

Es importante tener en cuenta esto, especialmente en valores que tengan horquillas muy amplias, ya que esto puede condicionar mucho el precio al que podemos comprar o vender la acción si introducimos una orden a mercado.

Imaginen por ejemplo un valor, cuyo último precio cruzado ha sido 6€, pero su horquilla está entre 5,80€ y 6,20€. Si un inversor, entra a comprar acciones a mercado, no compraría al último precio cruzado (ya que es una mera referencia), si no al mejor precio de la horquilla en la parte vendedora, es decir 6,20€. De igual manera, ante una venta, el precio al que desharía posiciones sería de 5,80€.

Para cualquier duda o consulta, estaremos encantados de atenderles en nuestra oficina en Zurbano 34, Bajo Exterior Derecha. Puede concertar cita gratuita llamando al 915 48 33 14.

#resuelvetusinquietudesfinancieras