7-grafico

​La frase que les vamos a poner a continuación, es una frase que hemos oído en muchas ocasiones, en una primera reunión con un cliente potencial: “he comprado acciones de …, porque me las recomendó un amigo. Llevo un tiempo perdiendo con ellas y no se que hacer”.

Seguro, que la expresión, con las variaciones que quieran hacerle, les resulta familiar.

Cuando escuchamos esta frase, nos vienen inmediatamente a la mente, varias preguntas que nuestro interlocutor debería haberse planteado:

¿Sabe mi amigo mi tolerancia al riesgo?

¿Conoce mi amigo realmente mi capacidad de ahorro y necesidades financieras?

¿Sabe mi horizonte temporal?

Y así podríamos continuar; planteando preguntas, que un asesor financiero profesional, sí que realiza, ya que uno de los puntos básicos dentro del asesoramiento financiero, es el de conocer bien al cliente, para poder ofrecerle aquellos servicios que mejor se adaptan a su perfil inversor. 

Así pues, recalcamos la importancia, de comenzar a ser “inversores inteligentes”, y no dejarse aconsejar por personas que en la mayoría de ocasiones, no tiene los conocimientos financieros adecuados y que por lo general actúa de oídas o a “toro pasado”. 

Creemos que hoy en día, con la complejidad que tienen los mercados financieros, es importante contar con personas profesionales que sepan aconsejarnos de la manera más adecuada, por lo que no hay que tener reparos a la hora de buscar información sobre lo que es el asesoramiento financiero, quién lo presta, cómo lo presta y sobre todo, qué puede ofrecernos.

Para cualquier duda o consulta, estaremos encantados de atenderles en nuestra oficina en Zurbano 34, Bajo Exterior Derecha. Puede concertar cita gratuita llamando al 915 48 33 14.

#resuelvetusinquietudesfinancieras