scrip

Cuando una empresa logra beneficios al final del año fiscal puede decidir repartir parte de estos entre sus accionistas. Existen varios tipos de dividendos en función de la forma de pago, y uno de ellos son los Script Dividend.

Los Script Dividend, es una fórmula que consiste en ofrecer la posibilidad de cobrar el dividendo en acciones, es decir, aumentar la cantidad de acciones sin incurrir en más coste. En vez de dar al accionista dinero en metálico, le dan acciones sobre el mismo valor. El pago de impuestos, en este caso se pospone hasta el momento de venta, cuando se pagará por la diferencia entre el precio de compra y el de venta de la acción.

Si cobramos los dividendos en efectivo,  hasta el 31 de diciembre del 2014,  cuentan con una ventaja fiscal, los primeros 1.500 euros obtenidos por esta vía están exentos de tributar. Con la reforma fiscal del 2015 esta exención desaparece. Por eso creemos que el dividendo “Script Dividend” va a cobrar gran importancia a partir del 2015.

La tributación actual en caso de pago de dividendos en metálico (una vez quitados los 1500 euros primeros) o venta de acciones (diferencia entre la compra y la venta), es:

–      De 0 a 6000€ al 21%

–      De 6000€ a 24.000€ al 25%

–      Más de 24.000€ al 27%

La reforma fiscal 2015 trae una bajada de tipos, lo que es favorable.

De 0 a 6.000 euros, durante el 2015 tributará al 20% y en el 2016 al 19%

De 6.000€ a 24.000€, durante el 2015 tributará al 22% y en el 2016 al 21%.

De 24.000€ a 50.000 €, durante el 2015 tributará al 22% y en el 2016 al 21%.

Y más de 50.000 €, durante el 2015 tributarán al 24% y en el 2016 al 23%.

Si  a usted se le presenta la situación de cobrar dividendos antes de que finalice el 2014, aproveche para cobrarlos en forma de dinero antes de que eliminen la exención de los primeros 1500 euros. A partir del 2015 le resultará más favorable cobrarlo en forma de acciones y decidir cuando tributar.

* Se advierte que dichas opiniones son meramente informativas y que no constituyen un asesoramiento profesional. Por lo que no respondemos sobre cualquiera de las decisiones financieras que tomen los lectores de las mismas.