RESUELVE TUS INQUIETUDES FINANCIERAS

Información Financiera por José Manuel García Rolán
white clouds

En un contexto de mercado como el actual, no solo debemos de gestionar los activos de nuestra cartera, sino que tenemos que hacer una labor de gestión más importante todavía; el control de las emociones

Y es que uno de los errores más frecuentes a la hora de invertir en los mercados es la precipitación en la toma de decisiones, ya sea cuando estas decisiones están provocadas por la codicia o por el pánico.

No es la primera vez que tratamos esta cuestión, sin embargo, pensamos que el momento actual es un momento lo suficientemente complejo y relevante como para volver a retomar este tema. Si tiramos de histórico (no hace falta echar la vista demasiado atrás) y nos vamos a marzo de 2020, donde vivimos un evento de pánico y volatilidad sin precedentes, hubo quien no pudo aguantar la presión de los mercados y deshizo sus posiciones, lo que le hizo cometer uno de los mayores errores de los últimos años, pues una vez que pasó el momento inicial de tensión, el mercado no solo recuperó con fuerza sino que sentó las bases para protagonizar un buen cierre de año 2020 y un buen 2021. Es más, los inversores que, lejos de dejarse llevar por el pánico, actuaron como solemos aconsejar los profesionales, es decir, aprovechando las correcciones y los momentos de miedo para comprar, tuvieron en un corto periodo de tiempo unas rentabilidades espectaculares

Ahora, estamos viviendo una situación de tensión y pánico similar, por lo que somos conscientes que habrá muchos inversores que estén al límite de su paciencia, al igual que hay otros que están deseosos de entrar a comprar. Es por ello que nuestro consejo es no precipitarse, ni para vender ni para comprar, y marcarse una estrategia donde la línea de actuación sea ir haciendo los ajustes necesarios de manera progresiva y con cabeza, tanto si estos ajustes son para rebajar riesgo y pasar a una posición más cómoda pero que nos permita recuperar pérdidas, como para ir construyendo cartera a medio y largo plazo. 

Seguimos pensando que las buenas inversiones se hacen en momentos extremos, aprovechando momentos de pánico para subir riesgo en las carteras y momentos de euforia para rebajarlo. Si nos dejamos llevar por las emociones, lo más probable es que nuestro cerebro nos haga actuar justo al revés de cómo hay que hacer, lo que provocaría una cadena de continuos errores en la toma de decisiones de inversión. 

Y por supuesto y ante los momentos de duda o confusión, lo mejor es que cada inversor consulte a su asesor financiero para que este le oriente y le ayude a tomar las mejores decisiones para su cartera. 

Para cualquier duda o consulta, estaremos encantados de atenderles en nuestra oficina en Zurbano 34, Bajo Exterior Derecha. Puede concertar cita gratuita llamando al 915 48 33 14.

#resuelvetusinquietudesfinancieras

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario