RESUELVE TUS INQUIETUDES FINANCIERAS

Información Financiera por José Manuel García Rolán

En las últimas semanas hemos asistido a un cambio radical en nuestro mundo y en la forma de vivir. De repente y como un jarro de agua fría, todo lo que considerábamos habitual y cómo una especie de derecho adquirido ha dejado de ser y nos empezamos a sentir muy vulnerables a nivel global, independientemente de nuestra raza, nacionalidad, cultura, etc. Este nuevo escenario nos está provocando ansiedad e inseguridad pero sobretodo incertidumbre sobre el alcance y los efectos del virus y como esto nos va a condicionar desde el punto de vista social y económico y los cambios que se van a generar en nuestra forma de vivir y de ver el mundo.

Teniendo en cuenta la historia de la humanidad, siempre hemos subsistido gracias a que nuestra principal virtud ha sido la capacidad de adaptación, superando grandes crisis, pandemias, enfermedades, guerras, etc. saliendo más fuertes y reforzados y dando paso a grandes avances e incluso a revoluciones en diferentes aspectos sociales, económicos y geopolíticos. No sabemos si esta crisis tendrá un calado e impacto tan importante como para que genere un punto de inflexión o un cambio radical en la sociedad. En este sentido, hoy en día, hay muchas opiniones y estudios contradictorios para adivinar cómo será el mañana y qué sectores serán los más perjudicados: se habla de la deslocalización frente a la globalización siendo la gran perdedora China, también de que el petróleo puede colapsar en los próximos años o que el turismo puede salir muy perjudicado, de las nuevas fronteras, de que las condiciones de circulación entre los países serán más estrictas, del comercio tradicional…

No pretendemos aquí predecir cómo será el futuro a corto plazo ya que va a depender de la evolución de la pandemia, de sus efectos globales en los diferentes ámbitos y del control futuro del virus. Como asesor financiero lo que nos interesa es intentar analizar qué sectores y activos pueden ser ganadores pensando en un horizonte de medio y largo plazo con el objetivo de ir ponderándolos en las carteras de nuestros clientes de forma gradual.

En esta linea y durante estas semanas de confinamiento, todos estamos utilizando las nuevas tecnologías de forma habitual, lo que nos está ayudando a solucionar el día a día y a mejorar muchos aspectos de nuestra nueva vida como el teletrabajo, el ocio, el estudio y la educación a distancia, el consumo online, las reuniones de trabajo, el control sanitario, la seguridad online, etc. Todo  esto probablemente provocará a futuro una aceleración en el desarrollo y en el uso de las nuevas tecnologías o megatendencias y de sectores disruptivos que ya vemos como algo imprescindible y real. Ejemplos de temáticas a considerar: Inteligencia artificial, Big Data, ciberseguridad, internet de las cosas 5G, comunicación… Muchas de estas ideas están presentes en nuestras carteras tipo desde hace tiempo, pero ahora es conveniente revisarlas y analizar si conviene incrementar el porcentaje en ellas. Pero si hay un sector que sale especialmente beneficiado de esta crisis es el sector salud en sus diferentes temáticas (Biotecht, Medtech y Healthcare) ya que se canalizarán más inversiones tanto públicas como privadas en todo el sector encaminadas a superar, evitar y prevenir nuevas pandemias, virus, o enfermedades.

Otro sector que vemos con gran potencial es todo lo relacionado con el medio ambiente y la sostenibilidad. Pensamos que va a aumentar la conciencia general desde diferentes ámbitos públicos y privados sobre la necesidad de preservar el planeta, el medio ambiente y la biodiversidad. Cada vez son más evidentes  las  graves consecuencias de salud y medioambientales que están generando la contaminación, el cambio climático, las economías lineales, la sobreexplotación, etc. Estamos asistiendo a una escalada cada vez mas importante tanto en la comunidad financiera y sobretodo empresarial que sacudirá los cimientos de la economía global en los próximos años, sectores clave se están desvinculando de los combustibles fósiles para estar a favor de energías más limpias y eficientes, independientemente de la negación de algunos políticos o gobernantes. Sectores relacionados: Energías limpias, ciudades inteligentes sostenibles, economía circular, control de residuos, tratamiento de agua, agricultura y alimentación sostenible, etc.

Por último, no nos gustaría terminar sin hacer referencia, aunque ya lo hemos tratado muchas veces en diferentes artículos y seguiremos insistiendo, a la tendencia e importancia cada vez mayor de la utilización de los criterios E.S.G (criterios ambientales de justicia social y de buena gobernanza corporativa) en la selección de inversiones y activos dentro de las carteras.

Hay tres factores que consideramos esenciales a futuro para que esta estrategia tenga un desarrollo exponencial y mejore los resultados globales de las carteras:

  1. Desde el punto de vista de resultados y rentabilidadestá claro que si a la hora de seleccionar acciones o bonos para nuestra cartera, no solo vemos los ratios tradicionales sino que además incluimos un filtro más exigente donde se analizan los aspectos (ESG) sociales, relación con el medio ambiente y el buen hacer  y calidad del consejo de administración, tendremos activos en cartera más eficientes con resultados a medio plazo más estables. Lo estamos comprobando en estas semanas, las empresas con valoraciones altas en estos criterios han tenido un mejor comportamiento, al igual que los bonos verdes han salido muy beneficiados frente a otros bonos similares.
  2. Otro factor clave es la responsabilidad y el compromisoadquirido por grandes gestoras internacionales de ir implementando de forma gradual la utilización de estos criterios en la mayoría de procesos de selección de activos, lo que va a retroalimentar  y favorecer a las empresas y activos con mejores valoraciones en criterios ESG, simplemente porque van a canalizar mayor demanda. Y al contrario, empresas que no cumplan o no quieran adaptarse o tengan unas valoraciones bajas,  van a canalizar menos demanda, menos financiación y a posterior menos valoración y rentabilidad.
  3. Cada vez es mayor la formación y la concienciación del inversor. En este sentido, y sobretodo los inversores mas jóvenes, quieren saber y decidir en qué se está invirtiendo su dinero y qué clase de activos están financiando. Prefieren y en la mayoría de los casos se decantan por criterios ESG frente a otras alternativas, lo que a futuro también provocará una mayor demanda.

Gran parte de estas ideas y estrategias ya están en las carteras de nuestros clientes aunque será conveniente revisarlas e incrementarlas de forma gradual considerando los distintos perfiles. ​En los próximos días iremos elaborando diferentes artículos para ir desgranando cada una de estas ideas y dar ​con ello una visión más detallada.

Para cualquier duda o consulta, estaremos encantados de atenderles en nuestra oficina en Zurbano 34, Bajo Exterior Derecha. Puede concertar cita gratuita llamando al 915 48 33 14.

#resuelvetusinquietudesfinancieras

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario